30 abr. 2009

Malas intenciones - Héroes del silencio







Cuantas contradicciones vivimos en nuestro fuero interno a lo largo de la vida... Esos momentos en los que batallamos con nuestra propia mente y nuestro corazón. Pelean nuestros pensamientos y sentimientos. Veamos un pequeño ejemplo de ello:

Si supiera al menos lo que quieres,
no me obligues a cambiar de actitud.

Por un lado tratamos de seguir siendo nosotros mismos, que todo vaya bien sin cambiar nada en nuestra personalidad. Tratamos de formar un uno indivisible. Por otro lado, tememos que, para conseguir que no existan ciertos problemas, tengamos que dejar atrás una parte de nuestra forma de ser.

Nos sucede muy a menudo. No queremos perder a la persona a la que tantos sentimientos le profesamos. Sabemos que para no perder a esta persona, hemos de dejar de lado algo nuestro. Y sufrimos... ¿Merecerá la pena? ¿Hará lo mismo por mi? ¿Porque tengo que cambiar yo? ¿No podríamos cambiar los dos?

¿Qué podemos hacer en estos casos? ¿Ceder, pedir algo a cambio? Difícil cuando los sentimientos dominan parte de nuestra razón.

¿Lo más razonable? Hablar y escuchar. En base a ello, decidir, con la cabeza. Podemos sentir que preferimos decidir con el sentimiento, pero tal vez sea positivo pensar que tuvimos vida antes de conocer a esa persona y, sin esa persona a nuestro lado, la seguiremos teniendo. Aunque siempre hay de quien prefiere perder su pequeña parcela en favor de la persona amada. Hasta que, a causa de esa entrega excesiva que se va produciendo a medida que pasa el tiempo, esa persona amada se cansa de estar junto a alguien sin vida. Hasta que esa persona amada decide que con que vivir su vida por si misma es suficiente, no necesita que nadie más viva su vida.

No hablamos de romper cualquier relación ante este tipo de situaciones, sino de analizar dichas situaciones friamente, siendo conscientes de nuestra propia vida, la parte más importante de nuestras vidas. Aunque haya de quien nos ayude a ser personas más grandes, mejores, si una persona no quiere mejorar, no importa lo que se le diga, no importa lo que lea.

25 abr. 2009

Eye of the tiger - Survivor



Me tomé mi tiempo,
Corrí mis riesgos,
Remonté la distancia,
Ahora estoy de nuevo en pie.

¿Qué hacemos cuando nos caemos? Levantarnos es lo habitual. Ante los problemas, ¿hacemos lo mismo?

Levantarse ante el desafío de nuetro rival.

¿Qué tal el intentar hacerlo? ¿Y hacerlo? ¿Recordáis esa sensación cuando estando en el colegio, conseguíais resolver por primera vez una división por vuestros propios medios? Después crecemos, nos enfrentamos a más problemas y cada vez les tenemos más y más miedo. ¿Porqué? Vamos adquiriendo estos miedos al ser más conscientes de las dificultades a las que nos tendremos que afrontar.

"Vaya, si hoy esto me supone un problema, ¿Cómo serán los que lleguen mañana?" y vamos haciendo una montaña de un simple grano de arena que no era nada en su principio. Dejamos un problema de lado, sin aprender de él. Aprovechemos los golpes que podamos recibir hoy para ser más fuertes mañana. O nos enfrentamos a él con la actitud errónea.

Intentemos enfrentarnos a ellos, a nuestros problemas, con valentía, sin miedo, confiando en que los resolveremos. Pero no gastemos nuestras energías en ellos. No merece la pena. Y mucho menos preocuparnos por ellos. No lo merecen. No ayuda en nada el preocuparse. 

"Si un problema tiene solución, ¿de qué sirve preocuparse? Se solucionará. Si un problema no tiene solución, ¿de qué sirve preocuparse? No se solucionará".

20 abr. 2009

Every breath you take - Sting (Directo)



Leed la letra. ¿Realmente aguantaríais a alguien así a vuestro lado? ¿A una persona para quien toda su vida es su pareja, que no vive su vida sino la de la otra persona? Pensadlo un momento y luego, si queréis, seguid leyendo.

Desde que te fuiste me perdí del todo,
de noche sueño y sólo veo tu rostro,
miro alrededor, pero eres irreemplazable,
siento frío y deseo tus abrazos
sigo llorando nena, por favor...

Cuánto quiere a esa persona... ¿Verdad? No podría vivir sin ella, no podría vivir sin su presencia, no podría vivir sin saber que hace, que dice, como respira, como pestañea.

Tenemos, en muchas ocasiones, la equivocada creencia de pensar que, cuanto más se esté pendiente de la otra persona, cuánto más entreguemos de nuestra propia vida a esa persona, más felices seremos. Al ver a esa otra persona, a quien queremos, feliz. Un momento, ¿queremos a esa persona? ¿O acaso dependemos brutalmente de ella?

Sentimos la necesidad de acceder a los ruegos de las demás personas. Luego llega la ruptura, y pensamos "pero si yo lo hice todo bien, fui la pareja perfecta, no puede ponerme ni una pega". Y, ¿qué hacemos? Sí, la opción más rastrera, "es que son todos/as iguales, a partir de ahora, seré yo a quien haya que perseguir, no daré nada de mi si no lo recibo antes..." y demás lindezas.

Aplaudamos esta actitud. En breve se sentirá peor esta persona. ¿Qué puede recibir alguien que actúa de este modo? Empezando por poco aprendizaje en el camino de la vida...

¿Porqué no tratamos de ser nosotros mismos? ¿Porqué no intenta cada persona vivir su vida y compartirla, COMPARTIRLA, con quien estime conveniente? ¿Hay alguien a quien le guste tener en su vida a una persona entregada a sus caprichos o deseos, sin personalidad alguna?

16 abr. 2009

Cambio de planes - Los Secretos



Hoy empecé a guardar todas sus cartas,
las fotos que encontré y algunas lágrimas,
pero al tratar de juntar en una caja
todo lo que me dejó olvidé cerrarla.

¿Porqué tantas veces olvidamos que somos la parte central de nuestras vidas? ¿Porqué no recordamos que el pasado sigue ahí, no cambiará, pero es eso, pasado? Éste nos servirá siempre para recordarnos quienes somos. Es la parte de nuestras vidas que, con sus etapas, conforma quienes somos hoy. No existe nada más en ese pasado.

Sin embargo, son muchas las veces en las que rescatamos ese pasado, queremos recordar, queremos traer a nuestras mentes momentos del pasado, pero...

Y a veces sin querer, cuando todo está en calma,
la sombra del dolor asoma su cara.

Y recordamos. Y vienen a nuestra mente más que recuerdos. Llegan sentimientos que nos dañan, hacen llorar, pensar aquello de "cualquier tiempo pasado fue mejor". ¿Qué ganamos con ello? Sin miedo a equivocarnos, decimos que, con ello, no se gana nada. 

Hemos cometido un error. Sí, ganamos algo, si queremos. Aprendemos.

¿Cómo podemos evitar esto y dejar que el pasado represente únicamente su función? La de recordarnos quienes somos mientras seguimos caminando hacia delante, formándonos cada día. La respuesta está en la misma canción.

Hoy tengo que dejar su castillo en el aire,
pisar el suelo, aceptar un cambio de planes.

Porque nuestra vida no será siempre la que tenemos hoy, porque cada día cambia, cada minuto de nuestra vida cambia nuestra vida. Hagamos que, al menos, el cambio se produzca por nuestra propia decisión, pensando en nuestro propio bien.

¿Acaso alguien pretende seguir viviendo el pasado en su presente? ¿O cree que enterrándolo no aflorará nunca más esa experiencia que tanto le marcó? ¿Es sano mantener esa dependencia hacia cosas ya vividas y que nunca volverán?

13 abr. 2009

Concurso en "La música de tu vida"

Como hace un tiempo ya se anunció, se ha acabado gestando está idea que será, a buen seguro, bien recibida.

Empecemos con el "premio". Un ejemplar del libro CÓMO DEJAR DE SER UN SINGLE.

Extraemos de esta review una de las claves de este libro escrito por Carlos Burgos*:

El libro "Cómo dejar de ser un single"  no pretende ser una serie de reglas fundamentales para encontrar pareja, sino más bien "una herramienta para entender como relacionarnos con la persona amada".

También podéis acceder a la entrevista realizada por el imparcial.

¿Cómo participo? Es fácil. Ya has leído muchas entradas de este blog (si no lo has hecho... ¿a qué esperas?), por lo tanto, ya conoces, a grandes rasgos, como enfocamos cada una de las entradas que creamos. Eso es lo que tienes que hacer, crear una entrada para este blog.

Para poder participar, sólo pedimos lo siguiente:

1) Ser mayor de 18 años
2) Elegir un video musical y, en base a él, crear un texto con tu opinión.
3) Una vez tengas las herramientas para poder participar, busca tu vídeo, escribe tu texto y envíalo a
equipoblogs@gmail.com
4) Recuerda poner en el cuerpo del mensaje el enlace correspondiente.
5) Si quieres recibir el premio... ¡no te olvides de los datos!: nombre, dirección postal y número de teléfono.


Admitiremos la entrada de participaciones hasta el 15 de Mayo. Los recibidos a posteriori, no formarán parte del concurso. Todas y cada una de las entradas recibidas, pasarán a ser propiedad de EquipoBlogs, renunciando su autor a todo derecho sobre ella. EquipoBlogs se reserva el derecho de publicar cualquiera de las entradas a pesar de no haber sido premiada. En contrapartida, siempre reconoceremos públicamente la autoría de cada una de las mismas.

*Carlos Burgos, creador de la web empareja2.es, así como el autor del libro "Cómo dejar de ser un single", ha aparecido en diversos medios de comunicación, como, por ejemplo, en Espejo Público, Onda Cero, o en prensa escrita, como en ADN.

12 abr. 2009

Never tear us apart - INXS



"Nunca nos separarán, estaremos siempre juntos". Bonitas frases, ¿verdad?

Puede llegar un momento en nuestras vidas en que sintamos la imperiosa necesidad de decírselas a la persona con la cual compartimos sentimientos, la persona a la que queremos. En ese momento no nos paramos a pensar en qué significa realmente decirle ese tipo de frases a alguien.

¿Sabemos a ciencia cierta que estaremos siempre al lado de una persona? Pueden suceder mil cosas, podemos cansarnos de esa relación, o se puede cansar la otra persona. En caso de suceder ese segundo caso, ¿qué haremos? ¿Seguiremos permaneciendo ahí, para siempre? Seamos honestos. NO.

Todo esto lo sabemos, sin embargo, ¿porqué lo hacemos? Ah, sí, en ese momento así lo sentimos. ¿Sentimos lo mismo en medio de una discusión o en un bache que atraviese la relación? Rara vez.

Tal vez se lo digamos a una persona durante una relación. Acabada esa relación, con el paso del tiempo, iniciamos otra, todo es perfecto, nos sentimos a gusto... Y volvemos a repetir estas frases. ¿A quien estamos engañando? ¿A la otra persona? Definitivamente, no. Nos engañamos a nosotros mismos la primera vez y lo volvemos a hacer ahora.

Consideremos cada relación como un nuevo aprendizaje, disfrutemos de esa relación y vivamos nuestra vida. Las promesas a realizar, hagámoslas porque sabemos que las podemos cumplir, que su cumplimiento está única y exclusivamente en nuestras manos. De no hacerlo, nos veremos en la otra cara de esta entrada; Promesas que no valen nada - Los piratas

¿Cuántas son las veces que has decidido dedicarle a alguna de tus parejas estas frases? ¿Sigues manteniendo esa relación? 

Disfruta la tu vida, disfruta del HOY, que el mañana llegará quizá sin que puedas hacer nada para cambiarlo. Disfruta de lo que tienes hoy y aprende de ello.

Os dejamos con un video en directo de esta misma canción, para poder disfrutar de Michael Hutchence en estado puro.


8 abr. 2009

Hurt - Johnny Cash



Un resumen de la vida. Desde los ojos de quien sabe que hay una meta y la tiene a la vista. Sabedor de su consciencia, , busca en si mismo que ha hecho, que ha dejado de hacer, como siente, que siente. 

Cosas que olvidamos con frecuencia. Olvidamos recordarnos quienes somos, que queremos, que damos y que quitamos.

Nunca está de más repasar nuestra vida, nuestros actos, aprender de ellos y nunca, repito, nunca, arrepentirse de nada. Lo vivido ya no volverá, nos dejó aprendizajes que nos servirán para el futuro. Si sabemos como utilizarlos.

Aquello que vivimos es único e irrepetible, no merece la pena cambiar un ápice de ello, puesto que aquello que hemos vivido es lo que somos hoy. Es lo que nos hace maravillosos como personas, únicos como seres humanos.