3 may. 2010

Waiting for the miracle - Leonard Cohen


Esperar un milagro, esperar que esa chica, milagrosamente se enamore de ti. O ese chico tan misterioso se fije en ti... ¿Se puede ser más patético?

¿Quieres algo? ¿Quieres que se fije en ti? ¿Quieres que alguien vuelva a tu vida? Lucha, échale valor. Como en cualquier faceta de nuestra vida, la lucha, la pelea constante por conseguirlo es la base más sólida. Quizá tardes un día, quizá un año. Pero si tu objetivo es independizarte, tendrás que restringir gastos y ahorrar para poder irte con garantías. O conseguir un mejor empleo, para lo que deberás ser el mejor de los entrevistados. Tendrás que esforzarte de un modo u otro. A menos que seas de aquellas personas a quienes los padres con SU esfuerzo se lo dan todo hecho, claro.

Te contaré una cosa. Cuanto antes aprendas a sacarte las castañas del fuego, antes serás quien más castañas venda. No vale con saber hacerte la comida y la colada. No... Organización, planificación. Como una empresa, aunque a pequeña escala, aunque con un presupuesto obviamente menor. Hasta que no lo vives no sabes si realmente eres capaz.

Puedes intentar en tu vida, ir engañando al resto, engañándote a ti. Pedir un favor y ver como, por arte de magia, alguien ha resuelto tu problema, pero... ¿Te has llegado a enfrentar a ese problema? ¿A alguno?

Cuando quieras algo, hazlo tuyo, sólo así conseguirás lo que te propongas, pero no desfallezcas. Lo que a ti puede parecerte un paso atrás, es realmente un enorme salto hacia atrás del que quizá no te puedas recuperar.

0 comentarios: